This website uses cookies. By using the site you are agreeing to our Privacy Policy.

Historia sobre el desarrollo de la X-H1 n.º 7: estabilización de imagen integrada

Hace un tiempo comentamos que no habría una IBIS para la montura X. Lo dijimos porque, entonces, tener una IBIS significaba poner en peligro la calidad de la imagen. Pero ahora debemos rectificar. La X-H1 cuenta con IBIS. Ahora hemos desarrollado una que funciona sin poner en peligro la calidad de la imagen.

¿Qué hace que sea una buena opción IBIS? La precisión es la clave para tener una buena IBIS. La profundidad de campo varía en la longitud focal, pero en general es menos profunda que 5 micrones para los rayos de luz de F1.4. La imagen se puede desenfocar cuando está desviada solo por 1 micrón. Los objetivos XF tienen características de clara separación entre el plano focal y el área de desenfoque. Por lo tanto, los objetivos XF no podrán proporcionar su mejor rendimiento óptico si se inclina el plano focal incluso al mínimo. Se necesita precisión para obtener los mejores resultados.

Por lo tanto, ¿cómo se puede lograr esta precisión? En este artículo se explicará desde los puntos de vista de diseño y fabricación.
Primero es el diseño. La IBIS se puede dividir en 3 piezas principales: la base, la unión y la parte del sensor con bobina.

El secreto de la parte de la base es la solidez y resistencia, como se ya se mencionó en la siguiente historia.

  Historia sobre el desarrollo n.° 2

Y hay más. La unión, que tiene forma de bola, se coloca sobre la superficie de la base. Para que la bola se pueda mover suavemente, la superficie de la base también tiene que ser lisa. Sin embargo, el problema es que la placa de la base está hecha de aleación de magnesio y no es lo suficientemente lisa, ni siquiera después de pulirla. Para resolver este problema, la hemos combinado con una placa inoxidable de acabado en espejo.

La placa inoxidable tiene un valor de Ra0.05. Ra es la medida de lisura, lo que significa que la irregularidad media de la superficie se mantiene por debajo de 0,05 micras.

La unión también es especial. Está hecha de cerámica duradera que es resistente a la deformación. El diámetro de la bola es de 1500 micras y la tolerancia de fabricación es de ±0,3 % (menos de 5 micras).

Y el posicionamiento de la superficie del sensor. La superficie del sensor debe ajustarse con destreza y precisión. La clave para un posicionamiento rápido y preciso es el par. Si el actuador no tiene energía, probablemente puede controlar el posicionamiento del sensor. No puede garantizar un posicionamiento rápido y preciso.

El actuador de la unidad IBIS de la X-H1 es bastante grande. Duplica el tamaño de una unidad típica para el sensor APS. Pero significa que es el doble de potente.

Durante su desarrollo, el equipo responsable estableció accidentalmente la velocidad del generador de vibración al doble de lo debido. Todos los modelos de cámara fallaron en la prueba y no se pudo cancelar el desenfoque con excepción de la X-H1. La X-H1 fue capaz de cancelar el desenfoque. Es poco probable que una vibración a tan alta velocidad se dé en la vida real, pero el accidente demostró al equipo que un par superior tiene la ventaja de aumentar el rendimiento de la IBIS.

Por último, la precisión se obtiene durante la fabricación. No tendría sentido tener un diseño y unas piezas que no pudieran materializarse en la producción.
La precisión se logra con 1 micra de diferencia. Vea el siguiente vídeo para saber cómo funciona la IBIS.

X-H1 with In-Body Stabilization (IBIS)

Inicio X Stories Historia sobre el desarrollo de la X-H1 n.º 7
© FUJIFILM Corporation