This website uses cookies. By using the site you are agreeing to our Privacy Policy.

09.08.2019

The World's Longest-Running Traditional Sports Event, Kırkpınar Oil Wrestling

Es la segunda vez en poco tiempo que Fujifilm me sorprende gratamente con equipo aparentemente dirigido a un público no profesional. La primera con la X-T30, con la que pude resolver un completo —y complejo— reportaje sobre el Transiberiano, en Rusia, y la segunda con este nuevo zoom.
A primera vista, destaca el aspecto y la construcción de la óptica, superior a lo que se espera de las ópticas que no están entre las más luminosas de una marca. Montada en la X-T3 nos da como resultado un equipo compacto, que puedo llevar en la pequeña bolsa con la que suelo salir a trabajar y que no llama la atención en exceso, aunque más adelante haré un apunte sobre esto*.

La versatilidad del rango focal, del angular al tele, ha hecho que no encuentre a faltar ninguna otra de las lentes de las que dispongo: con una única óptica puedo resolver un reportaje de viajes en el que hay que hacer un poco de todo, retrato, arquitectura, gastronomía, paisaje o fotografía nocturna.

Me gusta que esté sellada, mucha veces tengo que trabajar en ambientes que no son precisamente amables, con polvo, lluvia o humedad alta, como ha sido el caso de este viaje por Asturias.

El sensor de la X-T3 da tanta calidad a ISO alto que no ha supuesto ningún problema el hecho de que la luminosidad sea F4, no he echado de menos la ganancia de ópticas más luminosas prácticamente en ningún caso, pudiendo hacer fotos nocturnas —en hora azul— a mano alzada con excelentes resultados.

Otra de las opciones que me gustan es que mantenga el diámetro de otras ópticas que tengo en mi equipo, eso me permite compartir elementos como los filtros polarizadores que utilizo en fotografía de paisaje.

En cuanto a las cosas que me han gustado menos, por mencionar alguna porque el test ha sido muy satisfactorio, podría apuntar que me gustaría que el zoom tuviera el botón de activación de la estabilización en la propia óptica, como es el caso del XF10-24mm. Al ser una opción que se activa en los menús de la X-T3, en varias ocasiones se me olvidaba desactivarlo en escenas que así lo requerían, creo que es mejor tenerlo más a mano. Lo mismo para el botón de bloqueo de los diafragmas. Como la construcción exterior es idéntica al XF10-24mm, supongo que no sería ningún problema incorporar ambos botones al XF16-80mm.

*La discreción y el peso es uno de los factores que más tengo en cuenta a la hora de escoger equipo. En cuanto al peso, ninguna objeción, es muy razonable teniendo en cuenta el amplio rango focal. Pero según voy pasando a distancias focales más tele, la parte de la óptica que sale al exterior hace que deje de ser tan discreta. Entiendo que este amplio rango de que dispongo tiene un precio —zoom externo— y que para conseguir que todo el mecanismo fuera interno estaríamos hablando de una óptica de mucho mayores dimensiones y peso.

Como resumen, diría que estamos ante una óptica de las denominadas todoterreno que tiene perfectamente cabida en la bolsa de un profesional. En mi caso estoy seguro de que me va a servir para muchos reportajes genéricos de los que hago por encargo para diferentes revistas.

CATEGORIES

Productos mencionados en la historia