24.05.2021

Familiarízate con los ajustes de vídeo de FUJIFILM

¿Te preguntas cómo capturar vídeo en tu cámara FUJIFILM? No busques más. Aquí tienes los mejores ajustes y consideraciones clave para empezar.

Si estás listo para sumergirte en el mundo de las imágenes en movimiento, la primera prioridad es comprender claramente los ajustes de vídeo más esenciales de FUJIFILM. Las complejidades como las tasas de bits y los códecs vendrán después, cuando llegue el momento de afinar tu flujo de trabajo. A continuación, cubriremos los elementos clave que debe conocer antes de pulsar el botón de grabación y poner a rodar la cámara.

Afortunadamente, las cámaras FUJIFILM están diseñadas como verdaderos híbridos, por lo que el único kit realmente esencial para obtener resultados impresionantes probablemente ya esté en tu bolsa. Sácalo si quieres explorar estos ajustes mientras lees, y luego comencemos.

 

Cámaras de vídeo FUJIFILM 4K

La resolución es la primera en nuestra lista. Dado que determina gran parte de la calidad visual de un vídeo, puedes verte tentado a optar por el máximo sin duda. Al fin y al cabo, quieres el vídeo más bonito, ¿verdad?

De hecho, todas las cámaras FUJIFILM recientes son compatibles con la grabación en 4K -ampliamente disponible en las cámaras de consumo-, pero también hay opciones para filmaciones de menor resolución en 1080p. Las consideraciones clave son el espacio de almacenamiento y el propósito de la película.

Por lo general, los archivos 4K son más grandes que los de resoluciones inferiores, así que si tienes una sola tarjeta de memoria, aprovechar su capacidad con clips más largos y pequeños puede ser inteligente.

La finalidad es una decisión que depende más de cada caso. Por ejemplo, ¿necesitas que una película casera tenga una resolución 4K prístina? Quizás no. Si no se va a ver en un monitor con capacidad 4K, la diferencia entre el material 4K y el 1080p será muy pequeña.

Existe una brecha entre las mejores cámaras para vlogging y el vídeo profesional, y gran parte de ella se reduce a especificaciones como ésta. En términos sencillos, algunas opciones nunca serán necesarias para ciertos usuarios. Incluirlas sería innecesario.

Por último, muchas cámaras FUJIFILM ofrecerán tanto UHD 4K como DCI 4K. Ambas ofrecen una altura de 2.160 píxeles, pero la primera mantiene una relación de aspecto estándar de consumo de 16:9 con 3.840 píxeles de ancho, mientras que la segunda es una relación de aspecto más amplia y cinematográfica con 4.096 píxeles de ancho.

 

Elegir la velocidad de fotogramas correcta


Cuando tengas el ajuste de calidad adecuado para el trabajo, tendrás que seleccionar una velocidad de grabación. La velocidad de fotogramas es exactamente lo que se supone: la velocidad a la que se capturan los fotogramas, medida en fotogramas por segundo.

Hay que tener en cuenta dos aspectos: la velocidad de grabación y la velocidad de reproducción. Es la relación entre ambas la que determina gran parte del aspecto de tu vídeo. Para facilitar las cosas, vamos a suponer que la velocidad de reproducción coincidirá con nuestro primer conjunto de velocidades de fotogramas. Una vez más, los ajustes de vídeo de FUJIFILM ofrecen una gama de opciones para satisfacer diferentes requisitos.

24fps (realmente 23,98) ha sido la opción cinematográfica durante muchas décadas. Se dice que complementa bien la tasa de refresco del ojo humano, pero más allá de eso, es a lo que nos hemos acostumbrado cuando vemos largometrajes.

Los 30fps son habituales en las producciones televisivas y web, así como en la mayoría de los vídeos grabados en un smartphone. El movimiento se capta con algo más de fluidez, ya que se toman más imágenes fijas por segundo con menos tiempo entre ellas. Los 60fps son una oferta digital moderna que lleva esta idea más allá.

Al igual que la resolución, la velocidad de fotogramas por la que hay que optar depende de la situación. Otro factor importante es que la velocidad de fotogramas puede limitar esa resolución, o estar limitada por ella. La FUJIFILM X-T3 puede capturar DCI 4K a 60p, por ejemplo, mientras que la FUJIFILM X-T30 puede lograr un rendimiento menor, pero aún muy respetable, de DCI 4K a 30p.

Volviendo a la velocidad de reproducción, podemos abarcar la grabación a mayor velocidad de fotogramas o la cámara lenta. En la práctica, si se capturan 120 fotogramas en un segundo y luego se reproducen todos esos fotogramas mostrando sólo 24 por segundo, el clip completo se ralentizaría a cinco segundos.

La grabación a 60 fps ofrece un potencial de cámara lenta 2x cuando se reproduce a 30 fps, pero las recientes cámaras FUJIFILM permiten resultados aún más impresionantes. Muchas cámaras ofrecen la posibilidad de grabar a 120 fps, lo que permite una reproducción hasta 5 veces más lenta. Los cuerpos más nuevos, como la FUJIFILM X-T4 y la FUJIFILM X-S10, son capaces de capturar 240 fps en resolución 1080p, para una asombrosa cámara lenta de 10x.

Ajustes de exposición para vídeo

Conseguir unos buenos ajustes de exposición al filmar es bastante sencillo. Al igual que en la fotografía fija, la apertura tiene que ver principalmente con la profundidad de campo deseada, aunque es posible que haya que hacer algunas concesiones en condiciones de poca o mucha luz.

La velocidad de obturación es el más complejo de los tres ajustes. Las convenciones dictan que hay que seguir la regla del obturador de 180º. Para asegurar un movimiento suave, simplemente duplica la velocidad de fotogramas seleccionada. Por ejemplo, grabar a 24 fps requeriría una velocidad de obturación de 1/50 seg.

La idea es garantizar un grado natural de desenfoque del movimiento. Si la velocidad de obturación es demasiado rápida, habrá huecos entre los fotogramas, lo que provocará un efecto de staccato; si es demasiado corta, el obturador se ralentizará lo suficiente como para capturar todos los movimientos visibles en cada fotograma. No hay nada que diga que no puedas experimentar con esta "regla" en vídeos más creativos, pero para una película casera bonita y naturalista, es mejor seguirla.

Por último, el ISO puede equilibrar la exposición siguiendo los ajustes deseados anteriormente. Sin embargo, hay que tener en cuenta los ISO muy altos para evitar capturar secuencias con ruido.

Grabar el mejor audio en la cámara

Dependiendo de lo que estés grabando, la imagen puede ser sólo la mitad de la batalla. En los casos en los que se necesita sonido diegético -en contraposición al sonido que se añade después y que no coincide con lo que aparece en la pantalla, como una canción que se reproduce sobre los clips- hay algunos pasos para obtener buenos resultados.

En primer lugar, asegúrate de que los niveles de grabación son los adecuados para el sonido que estás capturando. Esto puede hacerse de forma manual o automática utilizando el ajuste INTERNAL MIC LEVEL ADJUSTMENT. Otras opciones son el LIMITADOR DE NIVEL DE MICRO, el FILTRO DE VIENTO y el FILTRO DE CORTE BAJO. Estos reducen la distorsión de los sonidos más fuertes, combaten las interferencias del viento y minimizan el ruido de baja frecuencia, respectivamente.

Incluso con estos ajustes avanzados de vídeo de FUJIFILM, el audio de la cámara no puede llegar a su límite. Es conveniente que configure y supervise el audio con cuidado, que minimice la manipulación de la cámara y del objetivo y que trabaje en condiciones óptimas. Pero, si lo que busca son los resultados más claros, considere una opción externa.

Un accesorio como el micrófono FUJIFILM MIC-ST1 se monta en la zapata de la cámara, se conecta a través del puerto de 2,5 mm y ofrece una mejor calidad de sonido, sin que ello afecte demasiado al peso o a la operatividad del sistema.

Nos encantaría ver tu trabajo, así que envía tus imágenes de la serie X de FUJIFILM o del sistema GFX aquí para tener la oportunidad de aparecer en nuestros canales sociales y plataformas de blogs. Explora la gama FUJIFILM aquí o ponte en contacto con su distribuidor autorizado de FUJIFILM más cercano para obtener más información.