This website uses cookies. By using the site you are agreeing to our Privacy Policy.

24.05.2019

Trazando senderos con Michael Clark

Son más de 23 años los que Michael Clark, fotógrafo de deportes de riesgo, ha pasado llevando al extremo su fotografía, su equipo y a sí mismo… Colaborador de algunos de los mayores clientes editoriales y comerciales del mundo, sabe integrar bellos paisajes con la acción más exquisita. En las últimas fechas ha recurrido a unas técnicas de iluminación artificial innovadoras para conferir un toque adicional a sus imágenes. Le dejamos a Michael nuestra FUJIFILM GFX 100 para que la probara en Utah, en dos de los emplazamientos más célebres del mundo en cuanto a deportes extremos: las emblemáticas fisuras de Indian Creek y Virgin, el «monte Everest» del ciclismo de montaña.

La impresionante fotografía de Michael tiene origen en su amor por la escalada de rocas y su deseo de capturar la majestuosa belleza de las paredes de los acantilados y las montañas que visita, por lo que para este proyecto quiso remontarse a sus raíces. Las localizaciones que eligió no solo presentaban unas oportunidades fotográficas espectaculares, sino que se antojaban ideales para exprimir algunas de las funciones más atractivas de la GFX 100.

«Indian Creek y el deporte de escalada han constituido una gran prueba para ver el óptimo funcionamiento de la estabilización de imagen en el cuerpo (IBIS) y del rendimiento de la cámara con ajustes ISO altos. Por otro lado, el ciclismo libre de montaña ha demostrado ser un fenomenal escenario para los modos de seguimiento de enfoque automático (AF) de la GFX 100, así como para comprobar la agilidad de la cámara en las velocidades de imagen más altas», asegura Michael, que ansiaba la llegada de una cámara de gran formato que fuese capaz de estar a la altura con su estilo dinámico.

«Para llevar a cabo esta empresa quería comprobar si la GFX 100 podía sustituir tanto a mi cámara de formato medio actual como a mis cámaras digitales réflex de lente única. Será complicado… O, al menos, eso pensé al principio», confiesa.

Michael utiliza cámaras digitales réflex de lente única (DSLR) a diario, pero ha trabajado con numerosas cámaras de medio y gran formato durante años. «Me encanta el aspecto que proporciona el formato medio. Llevo soñando mucho tiempo con una cámara de mayor formato que sea idónea para mi fotografía de deportes de riesgo, cuyo ritmo es alto. Me parece que al fin he descubierto la cámara ideal en la GFX 100», admite.

Continúa destacando la naturalidad que percibió de la cámara cuando comenzó a utilizarla. «La primera impresión que tuve de la cámara fue muy positiva debido a su empaque, al igual que las antiguas DSLR profesionales que utilizaba antaño. Los objetivos también eran mucho más ligeros que los que tenía para mi Hasselblad, lo cual ha sido algo muy de agradecer».

Savannah Cummins climbing the super classic route Scarface (5.11) on the SCarface Wall in Indian Creek, Utah.

Para esta sesión fotográfica, Michael utilizó la GFX 100 con varios objetivos GF como los GF23mmF4 R LM WR, GF32-64mmF4 R M WR, GF100-200mmF5.6 R LM OIS WR, GF110mmF2 R LM WR, GF250mmF4 R LM OIS WR y el teleconvertidor GF1.4X TC WR. Se quedó impresionado con la calidad que pudo conseguir con estas combinaciones.

«Me quedé pasmado ante la ausencia de ruido en los ajustes ISO más altos. La nitidez de los objetivos, en una amplia variedad de aperturas, era alucinante», afirma. La GFX 100 también se adaptó a la perfección con su equipo. «La cámara tuvo un rendimiento excelente con mis estrobos Elinchrom. Para las imágenes de acción, utilizamos los potentísimos ELB 1200; para los retratos y demás, el kit ELB 500 TTL. Para controlar y activar los estrobos, utilicé el Elinchrom Transmitter Pro, diseñado especialmente para cámaras FUJIFILM. Ello me permitió disfrutar de los modos Hi-Sync y HSS», explica.

Fueron varias las funciones que hubo que destacar mientras Michael seguía explorando la cámara en esta sesión fotográfica. «Al trabajar con el objetivo GF110mmF2 R LM WR, fijé la apertura en F2 para conseguir un efecto bokeh cremoso y dejé que el AF con detección de rostros y ojos hiciera todo el trabajo. Diría que la nitidez de todas las imágenes era apabullante. Yo jamás vi nada igual con mis DSLR», confiesa.

Seguidamente, Michael nos cuenta lo impactante que le resultó la velocidad de imagen a una resolución tan alta y la capacidad del seguimiento de AF para no perder comba. «Configuré la cámara a la velocidad de imagen más alta y me quedé alucinando con la rapidez de captura de fotogramas. Mi asistente soltó una risita cuando me vio una sonrisa de oreja a oreja tras la primera ráfaga de imágenes», cuenta con entusiasmo.

Además del rendimiento de AF, la IBIS de la GFX 100 brilló con luz propia y demostró su máxima utilidad al colgar de una cuerda y disparar con un sensor de 102 megapíxeles. «Al utilizar la IBIS, pude obtener imágenes nítidas en todo momento a unas velocidades de obturador de 1/8 s. Eso es una auténtica pasada. Con mi cámara actual de formato medio de 50 megapíxeles, cualquier cosa por debajo de 1/500 s es muy arriesgado», nos cuenta Michael.

Otro de los puntos fuertes más obvios de la cámara es su extraordinaria portabilidad. «Las antiguas cámaras de mayor formato eran grandes y aparatosas. Llevarse una de esas al campo es como cargar con un ladrillo considerable», ironiza Michael. «En comparación, la GFX 100 es notablemente más ligera, ergonómica y familiar, pues su tamaño se asemeja al de una DSLR profesional de fotograma completo», prosigue.

Savannah Cummins climbing the route Go Sparky Go (5.11) on the Sparks Wall in Indian Creek, Utah.

En general, Michael considera que la GFX 100 constituye un punto de inflexión que podrá cambiar el sector de la fotografía. «La GFX 100 está redefiniendo el gran formato. Fujifilm ha incorporado todas las funciones que solemos utilizar en nuestras DSLR y cámaras sin espejo de fotograma completo en una extraordinaria cámara de gran formato de 55 mm. Por tanto, esta es la primera cámara de gran formato, entre todas las marcas, que me serviría para la inmensa mayoría de mi trabajo», asegura.

Savannah Cummins chalking up in Indian Creek, Utah.

Finaliza destacando la versatilidad de la GFX 100 y el impacto que va a producir en la industria de la fotografía. «La sencillez de uso de esta cámara destaca tanto en la fotografía familiar y de moda como en la paisajística y de deportes extremos. Se trata, básicamente, de una auténtica cámara todoterreno», afirma.

«Esta será la cámara a batir en el mundo de las cámaras de gran y medio formato. No hay nada que se le acerque», finaliza Michael. «Es la cámara ideal para aquellos profesionales que buscan la mejor calidad de imagen y la opción más potente de gran formato del mercado. Así de claro».

Michael Clark es un fotógrafo profesional que trabaja para FUJIFILM. Visita su sitio web para seguir disfrutando de la obra de Michael.

Obtén más información sobre la FUJIFILM GFX 100 y lee las especificaciones completas aquí. 

Savannah Cummins on Anunnaki (5.11+) at the Optimator Wall in Indian Creek, Utah.
Portrait of Savannah Cummins in Indian Creek, Utah.