This website uses cookies. By using the site you are agreeing to our Privacy Policy.

Coge el cubo y la pala… y tu teleobjetivo zoom. Nos vamos a la playa a hacer unas fotos increíbles a los niños.

Un viaje a la costa es la oportunidad perfecta para hacer algunas fotos memorables a los más pequeños. Con kilómetros de arena para corretear y fosas para explorar, seguro que estarán más interesados en disfrutar que en las fotos que quieras hacer. ¡Sesión de fotos improvisadas! Como ocurre con los retratos al aire libre, un día nublado es mejor que uno en el que luzca un sol intenso (salvo en las últimas horas del día, donde la luz dorada previa al atardecer puede venirte de perlas). Verás que la propia arena puede actuar como reflector y hará que la luz rebote en la cara de tus sujetos.

El mejor objetivo para este tipo de fotografías es un teleobjetivo zoom. Existen numerosas opciones en la serie X, como el XC50-230mmF4.5-6.7 OIS II para usuarios noveles o el XF50-140mmF2.8 R LM OIS WR para profesionales.

Estos objetivos te permitirán actuar como observador, de modo que podrás alejarte de los niños para no interferir en sus juegos. Esto es ideal para conseguir resultados totalmente naturales. Incluso podrías llamarlos por su nombre para intentar que miren hacia tu posición. Cuando lo hagan, dispara varias fotos para capturar sus expresiones.

Para ello, selecciona el modo más rápido de Disparo continuo y te sorprenderás de cuánto puede cambiar una expresión de un instante para otro. También podrías utilizar el enfoque automático AF-C para conservar la nitidez de los sujetos incluso cuando estén corriendo a toda mecha.

En caso de disponer de ellos, explora los ajustes personalizados AF-C de tu cámara y sácales todo el jugo. Hemos descubierto que el Ajuste predeterminado 4 (sujetos en movimiento errático) es particularmente eficaz.

Respecto a los modos de disparo, te ofrecemos un par de opciones:

  • Lo mejor será que utilices una velocidad de obturación rápida que congele la acción con independencia del movimiento de los niños. Prueba el modo Prioridad de obturación (S) y fija su velocidad en 1/1000 s como mínimo. La cámara se encargará de gestionar la abertura, aunque puede que tengas que aumentar la sensibilidad ISO si el día está nublado.
  • Como alternativa, recomendamos controlar la abertura para regular la profundidad de campo producida. Cambia al modo Prioridad de abertura (A) y selecciona una gran abertura (un número pequeño) para separar al sujeto del fondo. Selecciona una abertura intermedia (F5,6 o F8) si hubiera más de un niño en el grupo y deseas que todos aparezcan con nitidez.

Con ambas opciones se consigue lo mismo, pero el parámetro a controlar ya es una cuestión de gusto personal.

Te ofrecemos más consejos para realizar algunas fotos naturales:

  • No te obsesiones con que los niños te miren en todas las fotos. Se consigue un resultado más natural si los fotografías mientras juegan, pues, si sigues llamándolos, corres el riesgo de romper con la espontaneidad del momento.
  • Utiliza una tarjeta de memoria rápida para disparar. Con ello evitarás la terrible sensación de no poder hacer una foto porque la cámara sigue pasando las imágenes desde el búfer hasta la tarjeta.
  • Para protegerlos de la arena y del agua, tanto los objetivos como las cámaras resistentes a las inclemencias meteorológicas puede ser útiles en la playa. ¡Ten mucho cuidado si tu equipo no reúne estas características! Si las reúne, quizá te aventures a disparar entre las olas (menos profundas).
  • No dispares en todo momento e invierte tiempo para estar con los chicos y jugar con ellos. Podrás conseguir unas imágenes más naturales si te consideran parte de sus juegos.
  • Si vas a fotografiar a niños pequeños, inclínate o agáchate. Así, podrás abarcar mejor sus rostros y capturar una mayor parte del fondo situado tras ellos.

Por último, un consejo sobre seguridad y sentido común. Vivimos en una era en la que todos estamos más sensibles que nunca respecto a la seguridad infantil. Si alguien se acerca a preguntar por lo que haces, muéstrale algunas de tus (increíbles) fotos y explícale que estás fotografiando a tus hijos (o a los de tus amigos, siempre con permiso). Es frecuente que otros padres quieran asegurarse de que no estás fotografiando también a sus hijos.

CATEGORIES

Productos mencionados en la historia