Pilar Silvestre

Spain
Profile

Nacida en Barcelona en 1962, me inicié en el mundo de la fotografía a modo de terapia después de sufrir una pérdida de memoria a causa de un estrés post-traumático, lo que nació de forma fortuita poco a poco se ha ido convirtiendo en mi pasión. A pesar de haber hecho mis pinitos fotográficos de joven, tuve que dejarlo por falta de tiempo y no poder dedicarme a ella como se merecía, fue en 2007, cuando de nuevo puse una cámara en mi vida. Unos años antes fui diagnosticada de estrés, que me produjo una pérdida de memoria importante, así como imposibilidad para concentrarme y para orientarme, no podía leer ya que mi cerebro no procesaba la información de lo que yo leía, después de algunos años sin mejoras, uno de mis médicos me recomendó que buscara un hobby que me hiciera trabajar el cerebro, era una forma de intentar devolverme la memoria ya que no había medicación que me hiciera reaccionar.

De repente me vi con una camara en la mano, una Canon 400D, pero ya no recordaba lo poco que pude aprender de fotografía cuando era joven, y volví a empezar de cero .

Empecé a practicar varias modalidades fotográficas, macros, retratos y otras disciplinas mientras no podía salir de casa, hasta que llegué al tema de deportes, me gustaba la acción y empecé con los deportes acuáticos, posteriormente practicaba con otro tipo de deportes como patinaje artístico, algo de baloncesto, fútbol, todas ellas me servían para practicar cosas nuevas, pabellones cubiertos con poca luz, me obligaban a que mi cabeza no parara de pensar en cómo solucionar las situaciones adversas... y eso me ayudaba a ir recuperando mi memoria poco a poco, era la única forma de aprender, mejorar y sanar.

Poco a poco fui cambiando de equipo, comprando lentes más luminosas, y empezaron los resultados... mis fotos mejoraban al mismo ritmo que mi memoria, el esfuerzo valía la pena, por lo que seguí y seguí aprendiendo de manera autodidacta, como supe y como pude, viendo muchísimas fotos y vídeos en la red.

A fuerza de práctica, mi nivel fotográfico iba mejorando poco a poco, lo que me sirvió para seguir enfrentándome a retos, de forma personal, con la intención de poder medir mi nivel y seguir mejorando en mi enfermedad. Poco a poco fuí haciendo un poco de ruido en este mundo, empecé a hacer fotografías de saltos y de natación, para seguir teniendo variedad y para practicar las técnicas diferentes para fotografiar cada modalidad, no soy mucho de concursos, pero sí presenté algunas de mis fotografías a los concursos internacionales de la LEN y de la FINA.

Los resultados de los concursos fueron muy positivos, consiguiendo un primer, segundo y tercer puesto en los tres años que me presenté a ellos, y ello me ayudó a poder ir acreditada a diversos campeonatos internacionales de deportes acuáticos, los últimos los Mundiales 2013 de Barcelona y la Champions League, Final Six de Waterpolo, celebrada en el mes de Mayo del presente en Barcelona.

En el año 2012 cayó en mis manos la primera Fujifilm de la Serie X, una X100, que utilizaba para la fotografía de calle, hasta que un día me decidí a irme con ella de viaje, los resultados fueron tan satisfactorios para mí, que a partir de entonces me quise centrar en este tipo de cámaras, comprando la X-Pro1 por el tema de los objetivos intercambiables.

Fue en este año 2014 cuando empecé a pensar en la posibilidad de utilizar las cámaras sin espejo en las pruebas deportivas, sabía que tenía una cámara potente, pero pensaba que la fotografía deportiva me exigiría algo más. Un desgraciado accidente hizo que cayera al agua perdiendo mi equipo réflex, lo que me obligó a utilizar mi Fujifilm X-T1 para las competiciones deportivas, el resultado fue mucho mejor de lo esperado, y se abrieron para mí nuevos campos llenos de posibilidades y de ilusión.

En estos momentos tan solo fotografío con equipos Fujifilm, considero que colman todas mis necesidades, con la ventaja añadida de la portabilidad y su excelente calidad.

© FUJIFILM Corporation