Anton Martynov

Russia
BIOGRAPHY

Anton Martynov es bloguero y fotógrafo profesional, autor de numerosas críticas de equipos fotográficos y artículos sobre aspectos básicos de la fotografía y el procesado de imágenes, experto en la teoría y la práctica de la fotografía, profesor de fotografía y colaborador en importantes proyectos fotográficos. En el ejercicio de sus actividades profesionales ha trabajado con efectos especiales por ordenador para los sectores de la publicidad y el cine durante mucho tiempo, ha colaborado con las principales redes de agencias publicitarias y ahora trabaja como fotógrafo publicitario y retocador fotográfico.

COMMENT

Últimamente, la frase "colores como los de las películas" se ha convertido para los fotógrafos en una especie de Santo Grial que todo el mundo está buscando: todo el mundo intenta conseguirlos cambiando los ajustes del equipo y procesando las imágenes con software. Esto tiene mucho sentido porque las películas fotográficas se diseñaron según principios estéticos. En los equipos que diseñaron películas durante décadas, eran los artistas y los expertos en bellas artes quienes llevaban la voz cantante y no los ingenieros ni los especialistas en marketing. Como resultado, los soportes tenían las propiedades artísticas idóneas para determinados grupos de personas (bastante amplios).

En el momento de la lucha de "lo analógico frente a lo digital", las tecnologías digitales han avanzado mucho y vemos que formalmente han ganado la guerra: las plantas de fabricación de películas están cerrando y los fabricantes de equipos fotográficos se pasan al mundo digital. Sin embargo, esta guerra ha supuesto una pérdida importante para todo el mundo, que no es otra que esa "estética del color" que se consiguió con las tecnologías de película analógica gracias al duro trabajo de los ingenieros dirigidos por los artistas y los expertos en bellas artes. Esto se pone de manifiesto en los 50 millones de suscriptores de Instagram y los mil millones de dólares que ha pagado Facebook por esta aplicación poco sofisticada, lo que significa que la gente ya comprende y piensa que los "colores digitales" sinceros no son tan interesantes como los colores de la película, con su estética única.

En este ámbito, Fujifilm tiene una gran ventaja sobre sus competidores porque en la actualidad es, por lo que yo sé, probablemente el único fabricante de equipos fotográficos que cuenta con una amplia experiencia en las tecnologías de película y, lo que es más importante, las utiliza en su gama de productos actual. Los colores que obtiene la X-Pro1 son muy parecidos a los de las películas Fujicolor: las películas inversas Astia, Provia, Velvia y la película negativa de color Neg. Pro H (alto contraste) y Neg. Pro S (contraste medio). Por supuesto, se trata de emulaciones digitales, que están lejos de los procesos químicos de las películas reales, pero la emulación basada en muchos años de experiencia permite obtener resultados muy buenos, que se pueden apreciar en las fotografías tomadas con la X-Pro1.

Gear
Website & SNS links
© FUJIFILM Corporation